en En casa, Regalos originales

Pocos nombres más originales que el de este versátil mueble que puede usarse para sentarse, apoyarse, tumbarse o reposar los pies. Un nombre que remite a un sonido, el ¡puf! que hace cuando nos echamos sobre él. Un tipo de asiento, además de confortable, útil y original. La solución perfecta para adaptarse a todo tipo de espacios, que además puede trasladarse con facilidad por la casa por su ligereza, colocarse en cualquier rincón o en espacios de pequeñas dimensiones, dando un toque de confort y de estilo a nuestro hogar.

¿Y cuál es el origen de esta clase de sillón blando sin respaldo que hoy se usa en todo el mundo? El puff fue usado como asiento doméstico desde sus inicios en Oriente Medio y el Magreb. Se trataba de un elemento muy popular en la decoración oriental, porque permitía permanecer cómodamente sentado a nivel del suelo, mientras se comía, según la tradición, de un único plato compartido con el resto de invitados. Conocido como asiento otomano, en Europa se introduciría hacia el siglo XVII, desde Turquía. Y sería ya a finales del siglo XIX cuando pasara a ser un elemento muy popular en la decoración de las casas. Posteriormente, en la decoración moderna, el puff se adopta como elemento de confort y gran estilo, utilizado para dar una nota de color y de personalidad a cualquier tipo de espacio, tanto casas como oficinas.

puff woouf originalLos puff suelen ser redondos pero también los hay ovalados, cuadrados, en diseños modernos y también tradicionales como el clásico puff marroquí hecho de cuero. Su punto diferencial es el diseño y el color, porque da pie para jugar con formas y estampaciones lisas o muy llamativas. Si queréis comprobar lo originales que pueden llegar a ser, pasaros a ver los que tenemos en la tienda de Woouf… Sin duda se trata de un elemento decorativo y de confort muy singular que va a aportar originalidad, color y personalidad a nuestra casa.

Entradas relacionadas
0
espacio regalos originalesregalos originales lomography